28.12.10

28.12.2010 Playa de la Calita

De regreso de la laguna de Medina, me pasé por la marisma de Pozo Lozano o Hato de la Carne repleta de agua pero escasa en especies. Habrá que esperar a que se asienten los sedimentos en suspensión.

Por tanto, con tiempo para pajarear un par de horas me acerqué al aparcamiento de la playa de la Calita en El Puerto de Santa María para echar un rato de marinas.



Tras colocar el equipo de observación, tuve que enfocar al horizonte al dibujarse en él la silueta de una Nao o Carabela. Sí, es el día de los Santos Inocentes pero era cierto.

Seguí observando, la mar estaba tranquila superficialmente, pues parecía haber algo de mar de fondo por las olas que llegaban a la costa. Varias pasadas con el tele no dieron resultado ninguno y me entretenía con un nutrido grupo de correlimos tridáctilos (n=260) entre los que se encontraba uno anillado en Groenlandia en 2008 invernante observado también en la playa de Levante.


Vuelvepiedras y chorlitejos grandes acompañaban a los tridáctilos, apareciendo más tarde la garceta común aquerenciada a ese tramo de playa rocosa y un cormorán grande inmaduro que tras alimentarse busco un posadero para secar su plumaje.



El reclamo de un bisbita común hizo que lo localizase entre las rocas. Algo distante, no impidió que le tomase un par de fotografías medio decentes.

Momentos antes de marcharme un nuevo vistazo al mar. Localice una par de gaviotas, sombría y patiamarilla, que seguí por unos instantes hasta que me percaté que por delante en el mismo sentido volaba una pequeña avecilla oscura.¡¡ Ostras, un paíño!! Comenté a mis adentros mientras se perdía tras las olas. Me costó localizarlo de nuevo, pues veía que no aparecía. Recorrí el camino inverso y lo vi posado en el agua para al rato iniciar el vuelo de nuevo. Se adentraba en la Bahía de Cádiz volando sin apenas dificultad en contra del viento de levante, volvió a posarse de nuevo brevemente y lo dejé continuando su ruta. Se trataba de un paíño de Leach o boreal Oceanodroma leucorhoa interesante especie marina de la que solo he podido disfrutar en días de temporal de poniente. Hoy ha sido algo especial.

1 comentario:

Juanjo dijo...

Pues muy bonito el bisbita sobre las rocas.

salu2