7.12.11

07.11.2012 Cádiz

Mañana soleada con viento fresco de nordeste y marea subiendo para pajarear por el Campo del Sur y la Caleta hasta el Castillo de San Sebastián.

Alca frente al Campo del Sur © Rafa García

En los primeros momentos un par de alcas acicalándose a cierta distancia. Mientras, alcatraces atlánticos, págalos parásitos (2), gaviotas patiamarillas, gaviotas sombrías y charranes patinegros se movían por el horizonte.

Cotorra de Kramer en la Catedral © Rafa García

En los bloques a pie de la muralla buscamos sin éxito la silueta de algún correlimos oscuro invernante que acompañase a los habituales vuelvepiedras, quizás lleguen más tarde.

En el paseo de Fernando Quiñones hicimos una parada para la posible lectura de anillas de gaviotas. Las aves se mostraban muy confiadas y cercanas, sin embargo solo se obtuvo una única lectura, bueno dos pues se leyó tanto la anilla de color como la anilla de metal de una misma gaviota.

Gaviota sombría Roja FDF.U ( Suffolk, Reino Unido, 2011) © Rafa García

Detalles de sendas anillas © Rafa García

Equidistancia entre las localidades de anillamiento y observación.

En el horizonte nos sorprénió la silueta de varios paracaidas. Por el color y la proximidad de la Base Naval de Rota dedujimos que se trataba de alguna maniobra de infantes de marina.

Embarcación neumática © Rafa García

Paracaidistas © Rafa García

Ya con la pleamar, nos dispusimos a controlar el descansadero habitual de vuelvepiedras en una de las murallas del Castillo de San Sebastián. El pasado año se inició un proyecto con el anillamiento de 12 aves. Fueron cuatro las aves controladas de las 198 aves presentes.

Vuelvepiedras NB N © Rafa García

Vuelvepiedras BV A © Rafa García

Vuelvepiedras BV B © Rafa García

Un nutrido grupo de correlimos tridáctilos también se unió a los vuelvepiedras, pero lo hicieron a pie de la muralla sobre las propias rocas naturales.

Charrán patinegro © Rafa García

Charrán patinegro © Rafa García

Vuelvepiedras y correlimos no eran las únicas aves descansando, cormoranes grandes, charranes patinegros y zarapitos trinadores lo hacían en rocas o estacas.

Cormoranes grandes y gaviotas © Rafa García

No hay comentarios: