3.12.11

03.12.2011 Chipiona

Primer sábado de mes, por tanto, nueva jornada de RAM (Recuento de aves y mamíferos marinos) en la Punta del Perro, esta vez protegidos en la base del mismo faro de Chipiona.

Observadores a los pies del Faro © José Manuel Franco

Fueron dos horas entretenidas, con cierta diversidad de especies y buenas condiciones de observación por la aproximación de algunas aves a costa. Destacar la presencia de Alcas en pequeños grupos hacia el sur después de varios años con escasos o nulos registros. Así mismo, mencionar la amabilidad de Pedro y María Ángeles ( quienes con sus hijos viven en el faro) a los que en mi nombre y en el de mis compañeros quiero volver a agradecer el detalle de invitarnos a un “Pedro Ximénez” durante el transcurso del censo para entrar en calor.

Como punto de referencia, a algo más de milla y media de distancia, teníamos frente a nosotros la Baliza de Salmedina con aspecto de faro y que se reconoce por sus bandas de color amarillo-negro-amarillo donde descansaban varios cormoranes grandes.

A continuación el resultado:

Meteorología: Soleado, visibilidad buena, mar regular, viento frío moderado de Norte(N).

Observadores; José Manuel Franco, Tomás Franco, Manuel Jiménez y Rafa García).

Tiempo de observación 9:00 - 11:00(120 min.)

Aves marinas:

Especie, Número, (Sentido vuelo dominante - Aves/hora)

Negrón común 6 (N- 3)
Pardela balear 1 (S - 0,5)
Alcatraz atlántico Adulto 26 (13 - N)
Alcatraz atlántico Subadulto 39 (19,5 - N)
Alcatraz atlántico Juvenil 5 (2,5 - N)
Cormorán grande 15 (Locales)
Vuelvepiedras 2
Págalo parásito 19 (19,5 – N)
Págalo grande 3 (1.5 – N)
Gaviota cabecinegra 1 (0,5 – N)
Gaviota reidora 10 (5 - N)
Gaviota de Audouin 1 (1 - N)
Charrán patinegro 31 (15,5 -N)
Alca común 33(16,5 – S)

Otras aves:
Ánade azulón 6 (3 – N)
Cuchara común 32 (16 – N)
Ánsar común 9 (4,5 – N)
Correlimos tridáctilo 4 N
Aguja colipinta 3 N
Zarapito trinador 1 N

Mamíferos marinos:

No se observan

Antes de abandonar el faro pudimos comprobar que en una de las ventanas superiores descansaba uno de los halcones peregrinos de la pareja habitual que viene observándose en esta atalaya artificial de 69 metros de altura, por cierto el primer faro más alto de España, tercero de Europa y quinto del Mundo.

Seguidamente, nuestra visita obligada a la playa de las Canteras y puerto pesquero para el control de gaviotas. Estimamos más de mil, la mayoría sombrías (90-95 %), un notable aumento desde la última visita quizás favorecido por el empuje de los fríos vientos norteños que estamos empezando a sentir. A pesar del espectacular número de aves no se correspondió con un elevado número de lecturas (seis del total de ocho anillas en gaviotas sombrías):

Gaviota sombría Blanca A4JH (Inglaterra, 2007) © Rafa García

Gaviota sombría Negra J2XH (Noruegaa, 2011) © Rafa García

Gaviota sombría Naranja E743 (Holanda, 1995) © Rafa García

Dos noruegas, Negra J2LU y Negra J2XH; dos holandesas Blanca K5 y Naranja E743 y dos inglesas Amarilla 9VF y Blanca A4JH. Las otras dos anillas cuya lectura no fue posible correspondían a un ave francesa y a un ave holandesa.

Por otro lado, a pesar de buscar detenidamente, tampoco el grupo escondía especie rara u ocasional. Sí observamos, no obstante, vencejos moros Apus affinis especie considerada rareza en España pero que tiene visos de salir de la lista a corto plazo por las poblaciones estables que mantiene en varias localidades del sur peninsular.

El momento del almuerzo discurrió en la playa de Montijo donde destacar aún sin ser numerosos varis grupos de charranes patinegros y gaviotas picofinas con sus plumajes frescos, incluso en éstas últimas algunas con sus tonalidades rojizas. Mucho limícola comiendo en la zona intermareal.

Correlimos tridáctilo © Rafa García


Se pudo leer una anilla de gaviota patiamarilla de Tarifa, Azul G:52F en sus tercer año.

Acabamos la jornada, acercándonos a la playa de Tres Piedras y sus corrales, donde en uno de ellos descansaban un grupo de charranes patinegros, gaviotas cabecinegras y reidoras junto a un par de Audouin y al que se incorporó un charrán común. Un par de garcetas comunes, un zarapito real y un archibebe claro completaban el elenco.

Más allá de los corrales, en la mar la cosa estaba animada con la presencia de págalos parásitos y grandes llevando a cabo sus actos de piratería frente a charranes patinegros y gaviotas sombrías y patiamarillas. Fue el colofón a un entretenido día.

1 comentario:

josemanuelfranco dijo...

Pasamos un día muy duro de frio, menos mal el chato de Pedro Ximénez, porque el día mereció la pena. Tomás desde aquel día ha cogido un resfriado de órdago.
Saludos.