16.12.12

16.12.2012 Chipiona

A las ocho de la mañana la niebla era muy densa por lo que no me decidí a salir a dar una vuelta hasta pasadas las nueve y media cuando empezó a levantar tímidamente. Como el pasado sábado tocamos fugazmente y tarde la costa chipionera, hoy me decanté por visitarla de nuevo para gaviotear o ir de gaviotas. El objetivo doble: leer anillas, por un lado, y encontrar alguna especie ocasional o rara en nuestras latitudes, por otro.

Generalmente, el primer objetivo se suele cumplir en casi todas las salidas. Gaviotas patiamarillas, sombrías, cabecinegras, picofinas son las especies más productivas en mayor o menor grado según la estación del año y ciclo biológico suelen controlarse individuos de una u otra especie en cualquier época del año.

En el día de hoy han sido tres aves; la verdad, poco bagaje para el número de aves que se daban cita en la playa del Muelle y su entorno (entre 400-500).:

Gaviota patiamarilla Azul G:01K © Rafa García
Gaviota patiamarilla Azul G:01K © Rafa García

Gaviota patiamarilla Azul G:01K anillada como pollo en la Isla de Tarifa la primavera de 2010. Parece estar afincada en la zona para alimentarse pues también se la ve en el dormidero de la salina de la Tapa. En su tercer año parece tener un plumaje adelantado, similar al del adulto, incluso con los espejos blancos de las primarias. Las partes desnudas, pico y patas, muestran sin embargo esa inmadurez al no haber alcanzado los tonos amarillentos que dan apellido a esta gaviota.

Gaviota sombría Azul V.230 © Rafa García
Gaviota sombría Azul V.230 anillada como pollo en julio de 2008 (Jylland, Dinamarca) es invernante habitual.

Gaviota sombría Rojo DUN © Rafa García
Gaviota sombría Rojo DUN anillada como pollo en julio de 1997 (Sulfolk, Inglaterra) es invernante veterana habitual. El paso de los años se deja notar en el estado de la anilla de plástico que podría llegar a perder.

Tras el pormenorizado seguimiento de tarsos y tibias, continué camino por la playa de las Canteras y luego por el paseo marítimo para acercarme al Faro de Chipiona donde me percaté de la presencia un invierno más de, al menos, un halcón peregrino Falco peregrinus Peregrine Falcon descansando al Sol, en el alféizar de una ventana.

Halcón peregrino © Rafa García

Halcón peregrino © Rafa García

Halcón peregrino © Rafa García
De regreso, recorriendo el camino a la inversa, aproveché la ocasión de revisar de nuevo las gaviotas pues estaban siendo alimentadas desde el paseo congregándose buen número de ellas. Sin embargo no conseguí controlar ninguna anilla nueva, incluso ni las registradas anteriormente. No obstante, el segundo objetivo que mencionaba, localizar una gaviota ocasional o considerada rareza también se cumplió. En este caso, fue la observación de un Gavión atlántico Larus marinus Great Black-Backed Gull.
Gavión atlántico 1w / 1cy © Rafa García
En esta fotografía destaca su potente pico bicolor y patas robustas.

Gavión atlántico 1w / 1cy © Rafa García
En ésta, con las alas casi extendidas se entreve la ventana alar en las primarias internas. También la cola deja ver el barreado de la cola que no forma una banda uniforme.

Gavión atlántico 1w / 1cy © Rafa García
Junto a una gaviota sombría deja patente su mayor tamaño.

Gavión atlántico 1w / 1cy © Rafa García
Detalles del manto, escapulares, coberteras del ala, típicas de la especie. Se le ve parte del barreado de la cola.

Gavión atlántico 1w / 1cy © Rafa García
Se trata de un ave en su primer invierno. Digna de prestarle máxima atención para aquellos que nos gustan las aves, ante las escasas citas que se dan en el sur peninsular.

No hay comentarios: