22.7.13

21.07.2013 Salida marina por el Estrecho

Aroha Rahi © Rafa García

Desde la asociación ornitológica ARDEA organizamos esta salida por aguas del Estrecho de Gibraltar para la observación, entre otras, de aves y mamíferos marinos.

Saliendo de puerto © Rafa García
Como en años anteriores repetimos aventura con la empresa CHARTERS KOLIBRI a bordo del velero Aroha Rahi junto a Pepe Fernández, su patrón.

Pepe durante su charla formativa © Rafa García
Iniciamos la travesía alrededor de las 10 de la mañana desde el puerto de Tarifa con viento suave de poniente, mar tranquila, temperatura agradable y cielo despejado aunque con cierta kalima en nada molesta para la observación con las breves pero valiosas nociones sobre el Estrecho de Gibraltar y la dinámica de sus características aguas - Aguas del Estrecho que separan las del Mediterráneo de las del Alántico.

Alex y Paco - al timón - © Rafa García
Navegamos hacia el Oeste rumbo a las bajas frente a Tanger donde los pescadores marroquíes tienen posibilidad de pescar atún al no estarles prohibido por normativa pesquera.

Pardela cenicienta © Pablo Barrena
Cuatro pardelas baleares Puffinus mauretanicus y otras tantas pardelas cenicientas Calonectris diomedea se dejaron ver en los primeros momentos. Luego, salvo alguna gaviota patiamarilla, las aves marinas no se dejaron ver.




Alcanzada la zona donde un más de un centenar de pateras marroquíes faneaban a la pesca del atún rojo Thunnus Thynnus no hicimos más que contemplar admirados como los pescadores se afanaban en la dura tarea de izar los atunes cobrados a fuerza de tirar del sedal con sus propias manos, en algunos casos, con la sola seguridad que ofrecen un par de guantes de cuero en los que queda al descubierto el dedo pulgar.



A tenor de las capturas que se obserbaban, hasta dos por embarcación, la satisfacción que mostraban los pescadores se reflejaba en sus sonrisas al mostrar sus "trofeos".



En esta ocasión las orcas Orcinus orca, hasta 22 contabilizadas días antes, no hicieron acto de presencia. Tampoco los paíños europeos Hydrobates pelagicus o los paíños de Wison Oceanites oceanicus que suelen asociarse en sus pesquerías, éstos últimos quizás porque la constancia y fuerza de vientos de poniente no ha sido dilatada y pudieran estar en aguas más pelágicas del Atlántico.

Embarcación de Aventuramarina y calderones a proa © Rafa García

Aletas de calderones comunes © Rafa García

Calderones comunes y delfín mular © Rafa García

Calderón común y delfín mular © Rafa García

Abandonada la zona pesquera, viramos rumbo al este donde otras empresas de avistamientos de cetáceos estaban disfrutando de grupos mixtos de calderones comunes Globicephala melas y delfines mulares Tursiops truncatus.

Calderón común © Rafa García

Calderón común © Rafa García

Calderón común © Rafa García

Calderón común © Rafa García

Calderón común © Rafa García

Delfines comunes © Rafa García

Delfín común © Rafa García

Delfines comunes © Rafa García

Delfín común © Rafa García

Delfines comunes © Rafa García

Continuamos singladura hacia el Este pero un pequeño grupo de delfines listados Stenella coeruleoalba nos dio al encuentro. Pepe, presto, puso el velero a navegar junto a ellos durante un breve tiempo, el suficiente para fijarnos en su pequeño tamaño y reconocer su típico diseño.

Delfines listados © Rafa García

Retomamos rumbo al Este, pero esta vez parando motores y navegando a vela favorecidos por el viento. Aprovechamos para almolzar compartiendo viandas unos de otros: bocadillos de lomo en manteca de la afamada Venta Pinto de la Barca, tortilla española con chorizo de Casa Paco, perdón casera y elaborada por Paco, empanada de pollo Carrefour,...

Delfín listado © Rafa García

Delfín listado © Rafa García

Delfín listado © Rafa García

Delfines listados © Rafa García

Tras los postres con fruta variada y sobrepasada Tarifa, nuevamente, alertados por los que iban a proa, un numeroso grupo de delfines listados ocupando casi medio kilómetro de longitud nadaba a un ritmo no muy rápido pero constante hacia aguas atlánticas.


La velocidad y rumbo de los delfines hizo maniobrar con destreza y rapidez a Pepe, Jose y Paco para recoger velas y facilitar la navegación paralela junto al grupo de listados. Mientras, tres alcatraces atlánticos Morus basanus subadultos, en vuelo hacia el Mediterrano pudieron ser contemplados próximos a nuestra embarcación.

Torre del Fraile © Rafa García

Playa de Arenillas © Rafa García

Si dentro del plan A, la observación de aves quedó relegada a la testimonial presencia de unas pocas especies, el plan B propuesto por Pepe suplió esa carencia con una visita a una acogedora playa de Arenillas en el entorno de Punta Carnero y bajo la atenta "mirada" de la Torre del Fraile. Allí fondeamos el Aroha Rahi y los más osados disfrutamos del frescor y transparencia de sus aguas turquesas en un prolongado baño antes de regresar a puerto.


Para engrosar algo más las observaciones de aves, apuntamos un cernícalo vulgar Falco tinnunculus en mitad del Estrecho volando hacia la Península, un águila calzada Aquila pennatus saliendo en vuelo hacia África aunque desistiendo en su intento, un nuneroso grupo de cigüeñas blancas Ciconia ciconia sobre térmicas en torno al pico el Tambor y, por último, una gaviota de Audouin Larus audouinii mientras entrábamos a puerto.

En resumen una salida a la que Pepe, buen conocedor de la zona, amable y dispuesto, supo sacarle punta para tener satisfecha a una inigualable tripulación que estuvo formada por Paco, José, Encarna, Juanlu, Juanra, Deborah, Alex, Beatriz, Ely, Pablo y un servidor, Rafa.

3 comentarios:

Pablo Barrena dijo...

Un report muy completo, Rafa. ¡Muy bueno!

Francisco Garcia dijo...

Felicitarte Rafa por esta meticulosa exposición de una singladura por las aguas del estrecho. buen cuaderno de bitácora

capataz Manuel Pajaro dijo...

Magnifico, para nada empequeñece que no observarais aves marinas ya que os disteis un festin de cetaceos. Abrazos