23.7.12

21.07.2012 Avistamiento de Orcas y más

Hace casi un mes que reservamos con la empresa de avistamientos KolibrísCharters la salida de hoy por aguas del Estrecho de Gibraltar para la observación de cetáceos y aves marinas.

Aroha Rahi, el velero © Rafa García
A bordo del velero Aroha Rahi, patroneado por Pepe, y con unas condiciones climatológicas y estado de mar envidiables partimos a las 9:40 horas desde el puerto de Tarifa. 

© Paco Guerrero
Nuestro principal objetivo, la observación de Orcas Orcinus orca. Para ello la ruta elegida fue la que nos llevaría a La Baja de los Pescadores o Las Bajas. Esta zona de pesca es utilizada durante los meses de Junio, Julio y Agosto para la captura del atún Thunnus thynnus. Pero no solo están allí los pescadores en sus pateras o pesqueros, están presentes también las Orcas o Espartes conocedoras de la presencia de los túnidos; de hecho el cercano cabo Espartel en la costa africana hace referencia a la presencia de estos cetáceos. Sería cuestión de tener un día afortunado para poder observarlas.

Mientras nos dirijíamos a Las Bajas, permanecíamos atentos a todo aquello que se moviera en la superficie marina y a todo lo que volara sobre ella. Fueron las pardelas cenicientas Calonectris diomedea borealis las que más juego dieron. Vuelos en solitario o dentro de alguna balsa de alimentación permitieron unas observaciones muy cercanas, incluso pasadas descansando o acicalándose. Paco Guerrero pudo obtener una serie de preciosas fotografías de esta especie pelágica:

© Paco Guerrero

© Paco Guerrero

© Paco Guerrero

© Paco Guerrero

© Paco Guerrero

© Paco Guerrero
© Paco Guerrero

© Paco Guerrero

© Paco Guerrero

© Paco Guerrero

© Paco Guerrero

© Paco Guerrero


Conforme nos acercábamos a las Bajas ya no habíamos cruzado con varios peces luna Mola mola

Esto que parece ser un pez luna se trata de los restos dela cabeza de un atún © Rafa García

 y con los primeros paíños de Wilson Oceanites oceanicus


© Paco Guerrero

© Paco Guerrero


Entre las 12 y las 13 horas estuvimos rondando las primeras embarcaciones de pesca marroquíes sin éxito en nuestro encuentro con alguna orca.

© Paco Guerrero
Decidimos navegar entonces de regreso al Estrecho hacia otro núcleo de pesca, aunque a cierta distancía observé un soplido seguido de una gran aleta dorsal. Fue la voz de alarma para alertar a aquellos que estában medio dormidos y la medicina para alejar el mareo de alguna que otra cabeza. Pepe puso rumbo hacia las "once". Como estaba en popa no pude ver si se repetía el soplido y resurgía la posible orca. Atentos en proa confirmaron que volvía a salir. Se trataba de un macho.


Orca macho © Rafa García
Orca Macho © Marie Montalva
Camacho, la orca macho del grupo © Paco Guerrero
Camacho próxima a una embarcación de pescadores© Paco Guerrero
Seguidamente se observó una hembra solitaria y un grupo de 1 macho joven, 2 hembras y una cría:


© Rafa García
Orca hembra © Marie Montalva
Toñi, la orca madre de Camacho © Paco Guerrero
Orcas hembras, tías y hermanas de Toñi © Marie Montalva
© Marie Montalva
© Marie Montalva

© Rafa García
Orca juvenil nacida este año arropada por su madre y tías © Paco Guerrero
© Rafa García
© Paco Guerrero
Las observaciones de orcas culminaron con los perjuicios que les ocasionan a los pescadores. En este caso una patera navegaba con un atún a bordo pero con la peculiaridad de que había sido objeto del bocado preciso de la orca, si bien aun les queda atún para vender en ocasiones llegan a perder la totalidad de la captura.

© Rafa García
© Rafa García
Embargados por la emoción de la experiencia vivida, tanto por las personas que las observaron por primera vez como por las que repetíamos dedicamos a comentar lo vivido llegado el momento de reponer energías compartiendo el momento de la comida.


Un par de grupos de cigüeñas blancas Ciconia ciconia nos sorprendieron en estas fechas cruzando el Estrecho.


© Rafa García

© Rafa García
El resto de la tarde bajó el número de observaciones. La singladura la llevábamos hacia el este cercana a la costa africana. Mario, el benjamín de la tripulación, hijo de Paco, fue uno de los que disfrutó también tripulando el Aroha Rahi.

© Paco Guerrero
Pepe, el patrón, propuso la navegación a vela cambiando el rumbo hacia el oeste y por tanto a contra viento. Tras unas nociones teóricas básicas pasamos a la práctica, Inma  y José María se portaron llevando la caña y manejando el velamen, respectivamente, a las órdenes de Pepe.


© Paco Guerrero
Sobre las 18:00 horas llegábamos a puerto tras una singladura que no decepcionó para ninguno de nosotros. Quizás se echaron de menos los avistamientos de delfines y calderones, especies que no suelen fallar; para los que salimos a observar la naturaleza esto no desilusiona, al contrario, motiva para otra nueva salida.


Paco G., Mario, Rafa, Manuel, Paco H., Elena, Inma, José María, Marie, María José y Javier © Rafa García
La relación de especies observada fue la siguiente:


Alguna información recomendada sobre las orcas en el Estrecho en estos enlaces de la web Rincónfotográfico:

Orcas en Barbate 2011
La Guerra del Atún: Lucha por la supervivencia.
La Guerra del Atún II: Orcas y Atunes 2011

También en este enlace podéis ver un artículo sobre esta famila de orcas:

Familia de ‘campogibraltareños’ en el Estrecho de Gibraltar

© José María Fernández Zapata
Aquí nos vemos parte del grupo en los primeros momentos de navegación, parece que voy orgulloso a la caña. Sí pero no de llevar el barco sino de llevaros a vosotros a bordo. Esperemos una nueva salida y pronto.

4 comentarios:

Antonio Acedo dijo...

Pishaaa,el año q viene resérvame una plaza que todos los años me lo pierdo,jeje.
Un abrazo y felicidades por la experiencia vivida :)

RGCostales dijo...

Nada más que tienes que comentarlo y que coincida que estás por estos lares.

Un saludo cordial

Paco Guerrero dijo...

Muy buen resumen de la jornada, Rafa. Solo una correción: Mario no es hijo de Pepe, al menos que yo sepa ;)

RGCostales dijo...

Subsanado Paco, disculpa el descuido.