19.10.16

02.10.2016 Salida Pelágica Sancti Petri

Embarcación © Chema Lubián
Un mes después de la salida a pelágicas desde Rota volvemos a embarcar con el mismo objetivo pero desde el Puerto Deportivo de Sancti Petri en Chiclana de la Frontera. Repetimos de nuevo con Chipiona Charter, Pepe el Patron esperaba a que estuviésemos todos en el pantalán para no demorar su estancia en el mismo.


A las 8:15 de la mañana Carlines, José Manuel Franco, Antonio Acedo, José María Fdez. Zapata, Inmaculada Fernández, Chema Lubián, Chari Braza, Carlos J. Moreno, Paco Guerrero, Jukka Rakkonen y yo, Rafa García ya instalados en el barco partíamos rumbo SSO para buscar aguas profundas.

Castillo de Sancti Petri © Rafa García
El Castillo de Sancti Petri nos despedía bajo una alfombra de nubes bajas que en pocas horas, mientras nos alejábamos, fue disipándose. Una gaviota picofina Larus genei y algún charrán patinegro Sterna sandvicensis iban saliendo por la bocana del caño en búsca de alimento, mientras en la orilla arenosa de la Punta del Boquerón descansaba un reducido bando de gaviotas patiamarillas Larus michahellis y sombrías Larus fuscus.

Alcatraz atlántico juvenil © Chari Braza

Alcatraz atlántico tipo 2 © Paco Guerrero
Las primeras millas náuticas las pasamos observando el paso de algunas pardelas cenicientas Calonectris diomedea y pardelas baleares Puffinus maeretanicus, también alcatraces atlánticos Morus bassanus.


Para animar el momento decidimos echar por popa algo de "descarte", en este caso, restos de mariscada del día anterior acompañado de trozos de pan duro. Gaviotas patiamarillas y sombrías fueron las primeras en llegar, posteriormente se unieron alcatraces atlánticos Morus bassanus y alguna pardela cenicienta.

Orto © Rafa García
Alcatraz atlántico juvenil © Paco Guerrero
Las cámaras fotográficas empezaron a calentarse con las pasadas de los alcatraces en diferentes plumajes a muy corta distancia. Los contraluces con la luz difuminada de las nubes ocultando la salida forzada del Sol nos hacían disfrutar del vuelo de las aves tan cercanas.

Págalo grande © Paco Guerrero
Págalo pomarino © Antonio Acedo
Las aves se cantaban a babor y a estribor, pardela a las tres, alcatraces a las 11... En una de ellas dos págalos, uno grande Catharacta skua y un pomarino Stercorarius pomarinus por popa, a las seis, lejanos y con fuerte contraluz, in situ una foto de Antonio Acedo nos sacó de dudas con el menor de ellos.

Alcatraz atlántico © Chari Braza
Alcatraz atlántico © Paco Guerrero
Alcatraz atlántico © Antonio Acedo
Pardela balear © Antonio Acedo
Paíño europeo © Chari Braza
Más alcatraces, pardelas y los primeros paíños europeos o comunes Hydrobates pelagicus y un paíño de Wilson Oceanites oceanicus de mayor tamaño.


Alcanzada un buena profundidad, 100 m a una distancia de tierra de 16,62 millas dispusimos el primer chum. Chum preparado días antes con despojos de pescadería macerados con anguado, triturados y congelados. Gaviotas patiamarillas y sombrías, la mayoría juveniles, se mostraban cautas y permanecían posadas entorno al "cebo" haciendo vagos intentos por conseguir algo de alimento. No obstante, los protagonistas esperados eran paíños y pardelas. Solamente un paíño europeo y una pardela cenicienta se dignaron, pero a cruzar sobre el chum siguiento su ruta de vuelo. La zona estaba calma, sin apenas viento y por ende oleaje. Quizás ello influyó en la dispersión del olor, porque el chum olía, y no llegamos a tener el resutado esperado. Decidimos tras una hora de espera retomar la navegación rolando al sureste en dirección a las zonas de surgencia frente a Cabo Roche y Conil.

Pardela pichoneta © Antonio Acedo
Pardela pichoneta © Antonio Acedo
En este segundo trayecto tuvimos una observación destacada cuando Carlines detectó en la distancia un ave tipo paíño grande o pequeña pardela, su seguimiento con primáticos dilucidó que se trataba de una pardela pichoneta Puffinus puffinus escasa en estas aguas del Golfo de Cádiz.

Pardela pichoneta © Antonio Acedo
Las fotos bien confirmaron la identificación a pesar de la lejanía por el buen hacer de los fotógrafos a bordo.


A 11 millas náuticas de Cabo Roche y con una profundidad en torno a los 30-40 metros realizamos la segunada espera, que a la larga sería la última por estar entretenida y donde utilizamos todo el chum disponible. Corría viento suave y había oleaje pero para nada incómodo.

Paíño europeo © Paco Guerrero
Paíño europeo © Paco Guerrero
Paíños europeos © Chari Braza
Paíño europeo © Paco Guerrero
Paíño europeo © Chari Braza

Los principales protagonistas, no por tamaño, fueron los paíños europeos que esta vez si quisieron acudir al estímulo del chum. Hasta dos aves, incluso tres al tiempo, se afanaban en capturar alimento picoteando al vueloo y andando a la vez sobre la superficie marina.

Págalo grande © Chari Braza
Págalo grande © Chari Braza
Págalo grande © Paco Guerrero
Alcatraz atlántico © Antonio Acedo

Págalos grandes y alcatraces con pasadas muy cercanas junto y sobre la embarcación nos dejaban atónitos con su evoluciones.

Págalo grande © Antonio Acedo
Gaviota © Chari Braza
Tras unas dos horas de disfrute, tocaba regreso a puerto y en la singladura las protagonistas, junto a algún págalo grande y alcatraz, fueron sin lugar a dudas las gaviotas patiamarillas y sombrías que empezaron a acudir a los gusanitos que racionadamente iba lanzando Chari desde popa.

Gaviota sombría J117E © Antonio Acedo
Tan cerca las tenía, que llegó a ver que una de ellas estaba marcada con anilla en una de sus patas. amnos a la obra fue relocalizarla e intentar tomar alguna fotografía para conseguir su lectura. Chari dejó los gusanitos y junto a Antonio tras advertir que la portadora era una gaviota sombría subadulta el objetivo no tardó en obtenerse.


Se trataba de una gaviota sombría de la subespecie intermedius anillada en Noruega como pollo en julio de 2013 en Valløy, Mandal, Vest-Agder, a una distancia de 2624 km y observada anteriormente en Francia ( Agosto de 2015) y dos meses antes en Noruega (Julio de 2016).

Chorlitejos grandes © Carlines
Comentar que en varias ocasiones se avistaron mientras se navegaba hasta posibles falaropos picogruesos Phalaropus fulicarius; por su observación lejana y fechas decidimos hablar de pequeñas limícolas no identificadas, quizás calidris o charadrius. De hecho, una observación de tres aves que volaron próximas al barco se dieron por vuelvepiedras Arenaria interpres por unos o correlimos Calidris sp. por otros resultando ser, tras revisar las fotos de Carlines a posteriori, chorlitejos grandes Charadrius hiaticula.

No todo fueron aves, al menos volaron próximas al barco para ser percibidas claramente un par de libélulas no identificadas y dos mariposas identificadas a posteriori por Manuel Jiménez como muy probables mariposas blanquiverdosas Pontia daplidice. 

Como resumen de las observaciones aquí os dejo el listado:

Aves

Pardela cenicienta 11
Pardela pichoneta 1
Pardela balear 28
Paíño de wilson 1
Paíño europeo 16
Paíño sp. 13
Alcatraz Atlantico Tipo 1  30
Alcatraz Atlantico Tipo 2  16
Alcatraz Atlantico Tipo 4   2
Alcatraz Atlantico Tipo Ad 19
Págalo grande 12
Págalo pomarino 1
Gaviota patiamarilla n/c
Gaviota sombría n/c
Gaviota picofina 1
Gaviota de audouin 2
Charrán patinegro 3
Chorlitejo grande 3
Charadrius sp./calidris sp. 8

Peces

Pez volador 18

Insectos

Libélulas sp. 2
Mariposa blanquiverdosa 2


Para terminar algunas aportaciones de los participantes en cuanto a la experiencia sobre la jornada.

Salir al mar en busca de aves marinas es una de las actividades más gratificantes para un ornitólogo. La complejidad que conlleva una salida de este tipo hace que por norma general solo se pueda disfrutar de ellas unas pocas veces al año. Muchas veces las condiciones meteorológicas provocan que salidas largamente planeadas tengan que cancelarse. Es por este y otros motivos por lo que cuando por fin nos vemos en alta mar rodeados de estas aves lo disfrutemos enormemente. Si a esto se une que los compañeros de salida sean buenos amigos tenemos entonces el cóctel perfecto para tener un gran día.
Antonio Acedo

Desde aquí quiero y debo agradecer las gestiones de Rafa García Costales y José Manuel
Franco, por haber hecho posible la salida al avistamiento de pelágicas.
La verdad que es una experiencia gratificante en varios aspectos, no sólo el disfrute de poder
ver especies de aves marinas tan poco fáciles de observar a placer, y disfrutar de sus cercanías.
También la sensación tan agradable de sentirse lejos de la costa, hasta el punto de dejar de
verla, transportándonos a una especie de soledad agradable, al menos para mí. Además, poder
aprender de los conocimientos de los acompañantes y el buen estado de ánimos de todos los
integrantes en esta salida. No quiero olvidarme de los minutos de conversación con el patrón,
Pepe él cual también me aportó algunos conocimientos interesantes del mundillo de la
navegación por el litoral gaditano, así como de las especies de peces que viven tan cerca y a la
vez tan lejos de nosotros.
Espero repetirlo tantas veces como se organicen y volver a disfrutar de esta agradable
tripulación.
Una vez más gracias a todos los que habéis hecho posible esta y otras salidas a alta mar. 

Chema Lubián

Es mi primera salida por el golfo de Cádiz en busca de aves pelágicas. Quizás mis expectativas eran muy ambiciosas pero la observación de algunas especies como Alcatraces o Págalo grande tan de cerca ha compensado en cierto modo la ausencia de otras. Por supuesto esto no hubiese sido posible sin los viejos amigos que compartimos esta gran jornada y como no, por el benévolo estado de la mar.
José Mª Fdez. Zapata

Como organizador de la Salida pelágica para muchos que no pudieron ir a la realizada a finales de agosto por diferentes motivos ha sido un nuevo reto a fin de completar el cupo de 11 personas requeridas como máximo. La salida en sí empezaba el miércoles 28 con la labor de obtener la materia prima para la elaboración del chum visitando varias pescaderías de barrio y mercado y con el propósito de poder obtener buenos resultados. Quizás no fueron los previstos pero la variedad y números fueron suficientes para satisfacer nuestro deseo de observar estas especies de manera más cercana de la que se tiene desde la propia costa. Escuchar las exclamaciones de asombro al paso de las aves y el disparar de ráfagas de las cámaras de fotos, disfrutar del vertido de chum y sufrir las salpicaduras, ver animada a la gente  y no tanto ver algunos un poco afectados... ha sido un placer y motivo de sobra para repetir una famosa frase acuñada por un grande en salidas pelágicas como Gorka Ocio "Señores estoy muy orgulloso de todos ustedes".
Rafa García

C R É D I T O S


























¡¡¡ Hasta la próxima !!!



No hay comentarios: