4.1.11

04.01.2011 Mañana de cormoranes

Hoy salí a pajarear a dos ruedas, cargando incluso con trípode y telescopio. Me fui a la zona costera próxima a las ruinas del Castillo de Santa Catalina y playa de la Calita.


La marea subía y en las rocas emergentes de un antiguo corral de pesca se daban cita correlimos tridáctilos, vuelvepiedras y una garceta común.


La llegada de varios cormoranes grandes me mantuvo entretenido a pesar del fuerte contraluz para la fotografía.







La llegada de las olas cerca de mis pies hizo que levantase el puesto. Inicié el camino de regreso no sin antes pasar por el puerto deportivo Puerto Sherry para alargar el recorrido.


En uno de los muelles de atraque se encontraba la réplica de la Nao Victoria que días antes, el 28 de diciembre pasado, vi surcar  por las aguas de la Bahía de Cádiz.


La presencia de varios cormoranes posados en el interior del puerto me hizo descargar de nuevo trípode y telescopio. Con la luz a mis espaldas merecía la pena probar algunas instantáneas.



Repasé los tarsos de los nueve cormoranes ante la posible presencia de algun ejemplar anillado con anilla de color pero ninguno lo estaba. No obstante, se dio la casualidad de que el ave más cercana y que descansaba a una pata, modelo de mi sesión digiscopera, apoyó la segunda pata la cual estaba anillada con metal.


Pude tomar los datos de la anilla H2 1018 y confirmar en casa de que se trata de una ave procedente de Dinamarca. He cursado su tramitación a la oficina danesa a la espera de más información.


No quiero acabar la entrada sin presentaros a mi compañera de viaje, que bien me soporta nunca mejor dicho mis 187 cm de altura, mi peso, je, je y el del equipo.

No hay comentarios: